Vuelta a escena

Con un acto en Resistencia, Chaco, Néstor Kirchner reasumirá el miércoles la presidencia del Partido Justicialista a nivel nacional, que había abandonado después de la derrota electoral de junio del año pasado. Se tratará de “la unificación de la conducción formal y la conducción real del partido”, en palabras del gobernador chaqueño Jorge Capitanich, que oficiará como anfitrión del encuentro, del que participarán 75 figuras de primera línea del peronismo, entre ellos una decena de gobernadores provinciales, senadores y diputados nacionales y el líder de la CGT, Hugo Moyano. Veinticuatro horas más tarde, en el estadio de Ferro Carril Oeste, en la ciudad de Buenos Aires, el ex presidente encabezará un acto organizado por sus aliados transversales que lo sostienen por afuera de la estructura del PJ. Así, Kirchner busca cerrar filas en respaldo al gobierno de su mujer, la presidenta Cristina Fernández, en uno de los momentos políticos más complicados que vive el matrimonio desde que llegó a la Casa Rosada, en 2003.

Kirchner “es un referente de gobernadores, intendentes, dirigentes y militantes políticos” y por eso “debe estar al frente del justicialismo”, señaló el apoderado del partido, Jorge Landau. El ex presidente “tiene la conducción real desde el 2003 y ahora, como sucedió en los primeros meses del 2009, se unificará la conducción real y la formal”, insistió. El santacruceño había presentado su renuncia un día después de perder las elecciones legislativas en la provincia de Buenos Aires, pero ésta no fue aceptada en ningún momento por la conducción pejotista. “Nosotros rechazamos su renuncia porque Kirchner debe estar al frente del justicialismo para unificar la conducción real y formal y porque tiene un liderazgo natural del partido para poder articular cualquier alternativa progresista”, completó el chaqueño Capitanich.

Luego del acto en Chaco, Kirchner regresará a Capital para ponerse al frente de un acto en el estadio de Ferro, en el que compartirá escenario con el titular del Movimiento Evita, Emilio Pérsico; el intendente de Quilmes, Francisco “Barba” Gutiérrez, y el dirigente del Frente Transversal, Edgardo Depetri. Según aseguró Pérsico, el objetivo del acto es “reafirmar el rumbo del modelo de crecimiento con inclusión social emprendido desde el 2003”. Además, aseguró que “Néstor va a ser candidato en el 2011 y va a ganar, porque ningún pueblo se suicida. Cuando el pueblo avanza en conquistas laborales no hay posibilidades de volver atrás”, completó el dirigente.

Página 12,  lunes 8 de marzo