El Senado Nacional aprobó por unanimidad la Ley de Emergencia Social

czqeq4lw8aaf5n5 El Senado Nacional aprobó por unanimidad la Ley de Emergencia Social que impulsaron los movimientos populares y los trabajadores de la Economía Popular.

El senador nacional Juan Manuel Abal Medina, en su intervención en el recinto expresó que: “Estamos hablando de los trabajadores de la economía popular, estamos hablando de los trabajadores de la economía social, que son aquellos que por su condición y sus dificultades tuvieron que inventarse sus propios trabajos, esos poetas sociales como dice Francisco. Se trata por ejemplo de los recicladores urbanos, de los pequeños productores de alimentos orgánicos, de cooperativistas, ladrilleros, se trata en general de un conjunto de argentinos y argentinas que podemos entender como los verdaderos descamisados del siglo XXI, que no vinieron a pedirnos nunca ni un plan social, ni un empleo público. Vinieron a pedirnos que les garanticemos su espacio laboral”.

Al finalizar la sesión, el diputado del Peronismo para la Victoria Leonardo Grosso, remarcó: “Esta ley es un triunfo de los movimientos populares, fruto de la organización desde el laburo y desde la movilización en la calle. Sin embargo, es el primer paso de un largo camino que hay que transitar en la Argentina si hablamos de conquistar derechos para los trabajadores de la economía popular”.

czqevhwxuaa4rfgEn el mismo sentido, el Secretario General de CTEP, Esteban Castro, manifestó: “Por supuesto que la lucha no termina con una Ley. Esto es un paso muy importante pero tenemos un largo camino por delante. Nuestra expectativa es que no haya ningún trabajador ni trabajadora de la Economía Popular que no tenga su Salario Social Complementario. Ese es el objetivo prioritario que tenemos que alcanzar”.

Gildo Onorato, Secretario de Políticas Sociales del Movimiento Evita y dirigente de CTEP, remarcó: “La aprobación de esta ley pone de manifiesto la necesidad de atender los problemas de los trabajadores de la economía popular. Por eso, la importancia que tiene es el camino que marca para dejar de hablar de piqueteros, planeros y otras definiciones estigmatizantes, para comenzar a hablar de trabajadores, que tienen derecho a un trabajo en condiciones dignas y tienen derecho a una cobertura de salud integral”.