Jornada Nacional de Lucha de la Economía Popular en todo el país

El pasado miércoles 15 más de 150 mil trabajadores de la economía popular nucleados en la CTEP, la CCC y Barrios de Pie, junto a organizaciones sociales como el Frente Darío Santillán, salieron masivamente a las calles y rutas del país con ollas populares, a protestar contra este modelo económico de exclusión, y por la implementación urgente de la ley de emergencia social que permitiría paliar la situación crítica que viven los sectores más humildes de la Argentina.

Esteban Castro, secretario general de la CTEP señaló que “decidimos hacer cortes en todo el país en pos de la unidad, lo único que nos puede hacer libres es la hermandad de los trabajadores”, y agregó, “estamos más decididos que nunca, si no hay soluciones para nuestros compañeros, repetiremos los cortes”.

“Hemos participado en las instancias institucionales y lo seguiremos haciendo en las que nos convoquen, pero nosotros vamos a endurecer nuestra postura porque el crecimiento de la pobreza nos da la razón para exigir que el Gobierno cambie el rumbo económico, que está destruyendo el tejido social: clubes de barrio, sociedad de fomento, pymes, talleres de construcción y costura, se agrava la situación de los trabajadores rurales y aumenta el éxodo hacia la ciudades.
Pero el Gobierno cree que todo tiene un color político o una actitud desestabilizante, y la verdad es que los movimientos que estamos en la CTEP, la CCC y Barrios de Pie tenemos distintas procedencias ideológicas y, sin embargo, vemos los mismos problemas: en los barrios el hambre no se aguanta más. Se necesita defender sin medias tintas el trabajo y la industria nacional para revertir esta situación de alarmante deterioro social”, remarcó Gildo Onorato, secretario de políticas sociales del Movimiento Evita y dirigente de CTEP.

Las organizaciones manifestaron que el Gobierno Nacional ha incumplido todos los compromisos asumidos con los trabajadores. “Estamos hartos de funcionarios que desconocen la realidad de los barrios y solo se preocupan por burocratizar el Estado en lugar de dar respuestas. Estamos cansados de políticas neoliberales que empobrecen a nuestro pueblo y a las generaciones futuras. Hemos agotado todas las instancias de diálogo y participado en todas las mesas de trabajo, pero la paciencia tiene un límite y ese límite es el sufrimiento de nuestro pueblo. Un pueblo que viene demostrando que no va a renunciar a sus derechos”, expresaron luego del cierre de la jornada nacional de lucha.

#TierraTechoTrabajo